Artículos

25.jun.2014 / 05:54 pm / Haga un comentario

Opinion_25junio2014

 

25-06-2014
Periodista: Zenaida Da Costa
Fotografo: Wilmer Tovar

La parlamentaria destacó que las acciones del presidente Nicolás Maduro lo ubican en su rol de estadista como garante de los derechos del pueblo.

 

La diputada Gladys Requena (PSUV-Vargas) comparte el llamado realizado por el presidente Nicolás Maduro a no dejarnos incubar los intereses de la oposición, y no permitir enrarecer el panorama ante razonamientos críticos que pueden confundir al pueblo, durante el Acto de celebración de los 193 años de la Batalla de Carabobo y Día del Ejército.

Consideró la celebración de este 24 de junio como un día de patria,  que pone la energía en movimiento por el significado de las luchas libradas por varias generaciones hacia la independencia, contra el imperialismo, por la soberanía y el antiimperialismo, como principios de los que debe apropiarse nuestro pueblo  y guiar el proceso de desmontar el coloniaje que se  implantó en el continente por más de quinientos años.

“Cuando vamos a Carabobo renovamos el compromiso por la independencia, de hacer las alianzas en la Venezuela de hoy,  a fin de comprender que las batallas por la independencia no han culminado”.

Señaló los intentos de la potencias en el mundo de someternos a nuevos coloniajes, a pesar de la decisión del pueblo de refundar la república, de darnos una nueva constitución y construir nuevas bases sobre lo que debe ser la historia política contemporánea.

Reorientar la lucha

Por otra parte, considera que Carabobo es un escenario que da fuerzas de cara a las tres erres la revisión, la rectificación y el reimpulso para orientar de nuevo la lucha. Comentó que el discurso del Comandante General del Ejército, Alexis López Ramírez, apunto aspectos fundamentales de la batalla actual que se libra desde los medios.

“Me parece interesante que el pueblo lo reflexione, para poder entender que si el campo de batalla ayer fue Carabobo, Junín, Urica entre otros, hoy el campo de batalla es la mente de nuestro pueblo”.

En su opinión se busca desmontar la conexión espiritual con el proyecto legado por Hugo Chávez, la espiritualidad que se construyó entre Chávez y el pueblo y se busca desconectar, bajar la emocionalidad del pueblo con los logros fundamentales de la Revolución Bolivariana.

Sobre todo se pretende borrar la comparación entre estos logros y lo que se le negó al pueblo durante siglos, refirió Requena, se quiere romper la emocionalidad que nos producen las canaimitas, los programas de alimentación dirigidos al pueblo, el impulso a la educación que rompe con una población flotante en búsqueda de cupos universitarios.

Entre otros logros señaló a los Centros de Diagnóstico de Alta Tecnología, los Centros de Diagnóstico Integral, las Salas de Rehabilitación Integral, así como la emoción que producen los programas de garantía de alimentación del pueblo, y el haber transformado la actividad financiera y construir un nuevo sistema de banca pública, para romper con los esquemas que se robaba los ahorros del pueblo y, los auxilios financieros que el estado dio en su oportunidad.

“Por eso la derecha opositora y apátrida declaró una batalla para impactar la mente del pueblo, con el fin de desmontar la riqueza conquistada por el pueblo no solo en lo económico, sino en lo espiritual”.

Otra pretensión es romper con las propuestas del presidente Nicolás Maduro para reimpulsar las misiones y crear un sistema articulado en Grandes Misiones,  como la de Hogares de la  Patria que agrupó a la misión José Gregorio Hernández, Hijos de Venezuela, Madres del Barrio y En Amor Mayor, así como aquellas relacionadas con la alimentación, que se convirtió en otra Gran Misión.

Se trata de reconocer el esfuerzo desplegado por el Comandante y de rendirle un tributo para garantizar los derechos del pueblo, alegó la parlamentaria, por eso no es gratuito el reconocimiento que nos hace Naciones Unidas por erradicar las desigualdades y promover la justicia social.

Perfil de estadista

Para la diputada Gladys Requena estas acciones y el lanzamiento de 1500 bases de misiones para atacar la pobreza extrema, habla de una política que identifica territorios de pobreza, que potencia el legado de Hugo Chávez. “Nos pone a tono con el planteamiento del Plan de la Patria y ubican al presidente en una dimensión justa de la conciencia que tiene de su rol como estadista, y su rol es atender y garantizar los derechos humanos de nuestro pueblo”.

Destacó que esta práctica es cónsona con los compromisos internacionales suscritos por el gobierno, e incluyen los firmados por el Comandante Chávez como los Objetivos del Milenio. “En su discurso, Nicolás Maduro se definió como un presidente conectado con los humildes, eso nos da un perfil del presidente que tenemos y nos hace sentir orgullosos y orgullosas”.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.