Noticias

6.oct.2011 / 09:31 am / Haga un comentario

Los integrantes de la Comisión Permanente de Cultura trabajan técnicamente en el instrumento legal con el fin de afinar la propuesta y  llegar a un consenso sobre la estructura de la norma que hasta hoy sólo lleva 32 artículos discutidos
Zenaida Da Costa / Foto: Arles Arcia / Prensa AN

(Caracas, 5-10-11) La Comisión Permanente de Cultura y Recreación está en pleno desarrollo de la discusión, artículo por artículo, del Proyecto de Ley Orgánica de Cultura, interactuando con los técnicos de la instancia, con el fin de  afinar el instrumento y consensuar lo que pudiera ser la estructura de la normativa que está concebida como una ley marco y programática.

Este proyecto se encuentra entre la Constitución y otras leyes  que sistematizan diversas normas, principios y garantías constitucionales referidas a la cultura, a la vez que establece el programa político, ético, social, e institucional que se debe desarrollar en esta materia.

Hasta este miércoles, se han discutido 32 artículos, algunos de los cuales han sido diferidos a efecto de su revisión y perfeccionamiento antes de su aprobación; precisamente la discusión llegó hasta allí, dado que  el artículo 32 hace referencia al papel del Estado para velar porque la programación cultural difundida por los medios de comunicación esté acorde con el desarrollo de los valores de la paz y justicia como modelo de sociedad que está en construcción.

Para la diputada Gladys Requena, se trata de un tema crucial, porque representa la ideología con que los medios de comunicación  social y todos los demás medios de difusión transmiten a través de los contenidos culturales,  habida cuenta de las variadas posiciones que se manejan en el seno de la instancia parlamentaria.

Encontramos, aquí, representantes de proyectos políticos encontrados e indudablemente las controversias surgen, comentó Requena, porque nosotros creemos que la Ley de Cultura debe ser un instrumento para la transformación cultural de nuestro país, porque sin revolución cultural no hay revolución.

Por eso, los diputados del proceso revolucionario están trabajando el tema cultural con visión del mundo y de país, e indudablemente hay desacuerdos con diputados de la oposición que en el articulado entran en contradicción cuando se plantean temas como el Poder Popular y su participación en el hecho cultural,  la contraloría social y la sociedad que está dibujada en la Carta Magna.
Entendemos que no existe una Ley de Cultura en el país y la construcción de ese marco ha ido sorteando esa serie de dificultades, destaca la parlamentaria,  pero aún así el trabajo continúa de acuerdo con el ritmo de discusión necesario para aclarar todas las dudas que se han venido presentando.

A la luz de estas apreciaciones, aún no se puede concluir el cronograma de trabajo para la discusión pública del proyecto, “porque lo que queremos es consensuar el papel que va a la consideración del pueblo legislador, que será el protagonista  a la hora de hacer aportes significativos”.

La parlamentaria insiste en que un tema crítico es el Poder Popular que transversaliza todo el tema cultural, y por otro lado la participación del pueblo en los procesos culturales, “se trata de un tema duro de internalizar porque militan y creen en una sociedad distinta donde no es el poder del pueblo el que impere”.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.