Noticias

15.jul.2011 / 08:55 am / Haga un comentario

La diputada Gladys Requena, vicepresidenta de la Comisión Permanente de Cultura y Recreación subrayó la necesidad de enfocar el contenido de la Ley Orgánica de Cultura hacia la revalorización de nuestras raíces.

La Ley Orgánica de Cultura tiene que responder al proceso de transformación que se está dando en el país, nos tiene que indicar  que va a ocurrir una revolución cultural, en esa medida la revolución socialista se estará anotando un triunfo.

Así lo expresó la diputada, Gladys Requena (PSUV-Vargas) al ser consultada sobre los principales aspectos que han surgido en el debate del Proyecto de Ley Orgánica de Cultura, de cara a su segunda discusión.

“En esta ley debemos respetar y desarrollar los postulados contemplados en los artículos 98 al 101 referidos a la revalorización de nuestras raíces, la cultura popular, la venezolanidad, el legado indígena y afro descendiente y todo lo que exprese la identidad del pueblo”.

Indicó que el contenido tomará en cuenta la acción desarrollada por los artesanos y artesanas de todo el país, una posibilidad para  el despliegue de la cultura popular y para todas las expresiones artísticas en general, sin rendir culto a las bellas artes ni a las élites culturales cuarto republicanas, que reservaron los ateneos y los mejores espacios culturales para una minoría del país.

En este orden la Ley de Cultura esta concebida como instrumento para que todas las venezolanas y venezolanos tengan vías para expresarse intelectualmente sobre la base de la creación de nuevos referentes de la venezolanidad.

Por otro lado, señaló que “la ley debe permitir que se nos identifique como país y que podamos, frente al mundo, contraponer los valores de la venezolanidad especialmente frente a los valores de otros continentes, y a otra cultura que quisieron vendernos como única, incluido el proceso de transcultuturización que se produjo  a raíz de la colonización de Venezuela y de la neocolonización de nuestro país a través de la injerencia norteamericana”.

“Esta intromisión en los asuntos de la Venezuela desde principios del siglo XX,  y con más ahínco desde los años 60 en adelante, este proceso de transculturización afectó el lenguaje, las costumbres, las formas de vestir y  la manera de pensar, así como en los patrones de consumo con todo lo que representa y, que en lugar de enfocarse en la satisfacción de necesidades se orientó hacia lo mercantil”, acotó.

Comentó que esta ley tiene que servir para desmontar todo el proceso de intervención hasta en la formación del los valores,  y sobre todo en las nuevas generaciones,  a través del quehacer educativo.

“Tiene que incidir en el currículo, de forma tal que continúe el proceso de transformación,  para que podamos decir que estamos haciendo revolución,  de otra manera estaríamos trabajando en un proyecto de cultura reformista que solo reivindicaría o permitiría establecer una relación de dominación hacia otros que serían los dominados, y no una ley que sea instrumento de liberación de nuestro pueblo”, manifestó.

La liberación comienza por la cultura, ratificó,  y después vienen los otros procesos que tienen que ver con lo económico y lo social, “pero si no se da ese deslastre de la dominación cultural ajena a nuestras raíces, le estaríamos haciendo un flaco favor a lo que será el proceso cultural que debe darse en revolución”.

Zenaida Da Costa / Foto: Luis Dávila / Prensa AN

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.