Noticias

7.jun.2011 / 10:04 am / Haga un comentario

Sustitución de más de 20 ranchos por casas dignas, 700 metros de escaleras, 150 metros de calles, callejones, la construcción de un muro de contención y la reparación de una falla de borde, son parte de las obras que adelantan los habitantes de Valle del Pino, en Caraballeda, con apoyo del gobernador Jorge Luis García Carneiro

Rayma Rondón / Foto: Lenin Castillo / Prensa AN

(Caracas, 6-6-2011) El pueblo organizado de Valle del Pino, ubicado en la parroquia Caraballeda del estado Vargas, ofreció un recorrido por la comunidad a las autoridades de la Asamblea Nacional (AN) y del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) para dar a conocer las obras de infraestructura ejecutadas por el propio pueblo con apoyo del gobierno regional.

Cantando consignas revolucionarias, los habitantes de Valle del Pino recibieron al primer vicepresidente de la AN, Aristóbulo Istúriz, y a la diputada Gladys Requena, quienes recorrieron la barriada que alberga a unas 10 mil familias.

Más de cinco horas duró el recorrido en el que se contó con la presencia del secretario de gobierno del estado Vargas, comandante José Manuel Suárez, y más de 200 habitantes. Los voceros de la zona, como Wilfredo Rico, del Consejo Comunal de Valle del Pino, mostraron las obras que han adelantado a través de la autogestión.

Sustitución de más de 20 ranchos por casas dignas y actualmente construyendo un muro de contención y reparando una falla de borde, 700 metros de escaleras, 150 metros de calles, callejones, son los logros de esta comunidad que ha recibido el apoyo de la Gobernación con materiales de construcción y la supervisión de los expertos de la Dirección de Infraestructura y Vialidad de la máxima jefatura de la entidad.

Para la diputada Gladis Requena (PSUV-Vargas) estas obras representan una expresión del Poder Popular. “El pueblo organizado, a través de los consejos comunales, la motivación de los equipos políticos de la parroquia, y la lucha de la diputada al Consejo Legislativo de Vargas, Margarita Rodríguez, emprendió las obras que cualquiera pudiera pensar que fueron realizadas por alguna empresa capitalista”.

Visiblemente emocionada, la parlamentaria refirió que Valle del Pino es prueba fehaciente de que efectivamente la mano de obra del pueblo está presente en las soluciones de sus problemas. “Estas obras fueron ejecutadas por los miembros de la comunidad. Fue una iniciativa de ellos, que, sin duda alguna, hace que rindan los recursos del Gobierno. Hoy, con muchísimo júbilo y entusiasmo, acompañamos al vicepresidente del PSUV y al gobierno de Vargas a ser testigos de la materialización de la transferencia del poder al pueblo”.

Advirtió ante la comunidad, que es a través de obras concretas que el pueblo puede materializar las carencias. “Ellos están demostrando que son capaces de prestar un servicio, ejecutar una obra y, además, administrar los procesos de desarrollo de su comunidad. Así que no queda más que felicitar al pueblo de Valle del Pino”.

Recordó que desde el propio PSUV también se estimula a los gobiernos regionales para que interpreten que hay que transferirle poder al pueblo tal y como se está demostrando en esta comunidad del estado Vargas.

“A quienes aún creen que se trata de una política demagógica, los exhorto a tramitar sus necesidades ante los consejos comunales. Deben tener paciencia, tolerancia y constancia para lograr sus objetivos. No se desanimen si en algún momento no reciben respuestas, lo más importante es que mantengan la constancia para mantener vivos sus procesos y sobre todo la confianza que genera el líder de la revolución, Hugo Chávez, y el líder de Vargas, Jorge Luis García Carneiro, quienes han demostrado su conexión con los intereses del pueblo”.

Por último, la parlamentaria aseguró que cualquier falla de carácter burocrático, que pueda retardar los procesos no son más que “fallas burocráticas que debemos superar a los fines de que cada día las gestiones demuestren mayor eficacia, calidad y compromiso con los intereses generales de nuestro pueblo”.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.